10.1.08

Porteros-informantes: de mal en peor

La red de espionaje que comandan los encargados de edificios y que venimos denunciando en este blog, ya tiene un cliente de lujo: el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Sí, los más altos funcionarios de nuestro país no ignoran el poder informante de los porteros y los han convocado nada menos que para su cruzada contra la crisis energética.

Parece ficción, pero no lo es. Los encargados, poseedores de gran cantidad de información sobre cada vecino de su edificio, deberán hacer un conteo de los equipos de aire acondicionado que tiene cada uno, datos que serán pasados a las distribuidoras de energía eléctrica.

Como dije en entregas anteriores, los porteros son personajes de temer, pero este nuevo vínculo con el Gobierno (hay una excelente relación entre su sindicato, el SUTERH, y el Poder Ejecutivo), los convierte en seres más peligrosos todavía.

4 comentarios:

Trimalciónida dijo...

hola, que buen blog! me gustó mucho.

Armonía dijo...

Teoría conspirativa Nº1:
'Desviemos la atención... Que la guerra sea entre porteros y vecinos... Total, si se pelean entre ellos, nadie se va a acordar de Edenor, de Edesur ni de la falta de inversión del gobierno...'.
Y así fue. Apenas tiraron la noticia, la atención se desvió...
No suena tan loco, ¿no?
Saludos y felicitaciones por el blog,
Caro

Anónimo dijo...

Hola. Mi nombre es Natali, vivo en Buenos Aires y vengo remitida desde la web de clarín.com donde hiciste un comentario acerca del canibalismo y el consumo de carne, que reza: "Tampoco estoy de acuerdo con los que dicen que comer carne sea "asesinato", porque entonces la naturaleza estaría plagada de criminales de todas las formas y colores".
Quisiera responderte, de que manera el consumo de carne animal por parte del hombre significa un acto de crueldad: la primer razón, es que los animales que son consumidos por el hombre no gozan de una vida saludable: han sufrido el cautiverio desde que han nacido, y lo que es peor, mueren agonizantes luego de estrepitosos minutos de sufrimiento. Lo mismo sucede en la industria avícola destinada a la alimentación.
En la naturaleza, los predadores, sea cual fuere su género o especie, cazan a sus presas de modo que esta no tiene sufrimiento alguno. De allí la particularidad evolutiva que los seres vivos carnívoros posean dientes en forma de colmillos prominentes y/o fluidos corporales q representen un veneno para su presa; ambas "armas" representan una muerte súbita para la presa que será gratificantemente digerida momentos después.
En otras palabras, el hombre no posee las dotaciones necesarias naturales como para ocasionar la muerte en los animales que digiere. No siendo así con el pescado.
Comparto de humilde manera esta idea basada en mis profundos estudios de investigación acerca del especismo, de las herramientas que me brinda ser actualmente estudiante de Cs. Médicas y de mi experiencia como coordinadora en el área de experimentación con animales de Animanaturalis Argentina, una ONG de carácter antiespecista.
Muchas Gracias.
Atte.

Natali Parente
amapolas420@yahoo.com.ar
http://www.animanaturalis.org

Anónimo dijo...

Diego,
Aquí te dejo el link al comentario de referencia: http://weblogs.clarin.com/cronicas/archives/2006/05/mi_vaca_en_cuero.html

Es de hace bastante tiempo por lo que acabo de ver.
Natali.